Nuestra Historia

Cómo empezó todo

Nuestra historia comenzó con una visión. Queríamos introducir en el mercado el cannabis certificado por BioSuisse. La calidad, la sostenibilidad, la trazabilidad y el carácter suizo, fueron las principales prioridades desde el principio. Porque eso es exactamente lo que echábamos de menos en todos los productos de cáñamo que ya había en el mercado.

Nosotros mismos marcamos la dirección.
Así que nuestro objetivo era producir una materia prima que prometiera seguridad y transparencia. Y queríamos fabricar productos de CBD que también pudiéramos regalar a nuestros padres y abuelos, sin tener cargo de conciencia. En 2016 ya estábamos preparados para llevarlo a cabo y nos unimos al equipo fundador formado por Dominic, Lucien, Manfred, Stevie y otros tres miembros y fundamos nuestra propia empresa.

COLOCAMOS LA PRIMERA PIEDRA

Tan solo un año después, ya estábamos cultivando el primer cannabis con certificación BioSuisse en un invernadero de 1 hectárea en Ried, cerca de Kerzers. En 2018, se lanzó el primer aceite de CBD al mercado suizo, cuya producción ya cumplía los estrictos requisitos de BioSuisse.

Somos imparables.
Desde entonces, hemos seguido desarrollándonos. SuisseBioHemp AG se convirtió en SwissExtract AG. Aumentamos nuestra superficie de cultivo a 15 hectáreas de espacio exterior y creamos nuevos puestos de trabajo en la región. Pudimos desarrollar más productos y lanzamos un aceite de CBD con bajo contenido de THC en 2019. En 2020, también recibimos la aprobación de la Oficina Federal de Salud Pública (FOPH) para cultivar cannabis con un contenido de THC superior al 1% con fines de investigación.

Así es como continuaremos.
Mientras nos hemos abierto un hueco en el mercado con nuestros productos y hemos consolidado nuestra marca, no dejamos de evolucionar y crecer. Seguimos trabajando en nuevos productos, con diferentes sustancias vegetales, pero siempre manteniendo el mismo nivel de calidad.